22.2.11

Potato and Mushroom Gratin (Patatas y champiñones gratinados)



Los viernes cuando enciendo el ordenador, lo primero que hago es ir al blog de Ivana, a ver que canción comparte con nosotros, y la estupenda foto que la acompaña. Hace un par de viernes la foto en cuestión, era en Low key o clave baja, si esas que son oscuras, casi en la penumbra, como alguna de las pinturas de Zurbarán. Era fantástica, con estilo, armonía y con una composición fantástica,  como todo lo que nos presenta siempre.

La foto la realizó para uno de los grupos de flickr, Y tú ¿cómo lo ves?,  donde ella y Noema son las administradoras y nos animaba a todos a participar. Y ahí estaba yo, que como no tengo cosas que hacer, me dije vamos a intentarlo. Me puse en contacto con Ivana, para que me orientara un poquito y el sábado ya estaba yo comprando las cartulinas para el domingo meterme en faena.

Mi marido libraba ese día así que también hice unas patatas al horno, para luego poder fotografiarlas junto con unas doradas a la sal. En fin, que como todos los que tenéis niños ya sabéis como se pueden liar las cosas, el caso es que a las 14, 30 de la tarde los niños sin comer, la comida hecha y la cocina.....la cocina llena de bártulos para poder hacer la foto. Las cartulinas, el foco, el trípode subido a una mesa,....solo se me ocurre a mi.

El caso es que el padre de la criatura decidió darla de comer, estropeando empezando el plato que tenía preparado para hacer la foto. Las doradas, quedaron estupendas en la foto, porque pasaron al congelador, ya que cuando terminé eran las 17,00 de la tarde y no era hora de ponerse a cocinarlas. Si queréis verlas están inmortalizadas aquí.

Las patatas no podían pasar sin ser fotografiadas así que aproveche que el chiringuito estaba montado pasé las patatas a esta mini cacerola y disparé. Por eso en esta publicación sólo hay una fotografía. Espero que os gusten, la receta es del libro Nigella Express, una maravilla de libro, recetas fáciles y deliciosas.

11.2.11

Banana bread


La primera casa en la que vivimos mi pareja y yo, no tenía horno. Nos apañábamos con un grill, en el que hacía algún gratinado que otro. En la siguiente el horno estaba muy sucio y me tocó limpiarlo a fondo unas cuantas veces. Fue entonces cuando me di cuenta de lo que me fascinaba hornear. Así que en la siguiente casa, en la que la cocina se llevó el presupuesto de todos los muebles de la casa, compré un horno sencillito, pero bueno.

3.2.11

Paté de atún y garbanzos


Cada día tengo menos tiempo de hacer nada, la peque crece y la ocupación también. Se que much@s sabeis lo que es tener niños en casa y casi imposibilitan cualquier tarea que no sea estar con ellos. Pero desde que lei lo del concurso de Laube, me pareció tan buena idea, que quise participar. Así que con esta receta participo en el Concurso ¡Aprovéchame! de ¡Sano y de rechupete! El tema de las sobras es un mundo aparte. Nigella Lawson en alguno de sus libros hace una mención especial a las sobras al final de sus recetas, para hacer platos diferentes, Martha Stewart lo hace con la cena de Acción de gracias....vamos, que en todas las casas sobra comida de vez en cuando. A veces porque no hemos calculado bien la cantidad otras porque alguien avisa tarde que no viene a comer y otras porque queremos que sobre, como es mi caso con el cocido.

Me encanta el cocido, y mira que lo hago sencillito, mas imposible, pero da muchísimo de si. Creo que casi deberíamos hacer un concurso a parte con las sobras del cocido. Yo siempre hago ropa vieja y pringá, pero en mi casa tambien se comían los garbanzos fritos con tomate o las croquetas de la carne. Pero ¿qué hacer cuando echas unos garbanzos que se quedan duros? Eso ocurrió la primera vez que hice este paté, me inspiré en la receta que encontré en Legumechef hace muchos años. En esta ocasión lo he hecho con unos garbanzos bien ricos que sobraron del cocido de la semana. La cantidad de tomate también se adaptó a un pequeño tetrabrick que tenía abierto en la nevera. 

Para presentar la receta, hice el paté en un molde de cake, pero también usé un recipiente mas pequeño para presentarlo en la foto. El más pequeño se quedó un poco seco asi que cogí un trozo del cake y lo pasé a un cuenco. Fue bastante fácil, ya que la textura es de mousse y se moldea bien.